En la antigüedad se utilizaba el cuerpo para medir todo lo conocido, luego se instauraron los patrones de medida mediante los cuales pudimos acceder a otra variedad de instrumentos como reglas, escuadras y centímetros que se desprendían de el patrón. Hasta que con la incursión de la era digital, hoy en día se utilizan métodos extremadamente precisos.

¿Qué pasaría si el método de medida de la antigüedad se mezclara con la última tecnología? Pues entonces tendríamos en nuestras manos un Smart Finger. Básicamente lo que se hace con este dispositivo es utilizar nuestros propios dedos para medir distancias.

Y obviamente, se darán cuenta que no es para medir grandes distancias, pero si puede resultar sumamente útil para tareas cotidianas. Seguramente se podrá ampliar su alcance en un futuro, con su utilización entre varias personas, pero por lo pronto me resulta extremadamente curioso el poder volver a medir con el cuerpo.

Realizado en silicona para un cómodo manejo en nuestra mano, puede ayudar a medir longitud, amplitud y volumen de forma intuitiva, a través de los botones. La medida de distancia básicamente se realiza a través del cálculo del tiempo que demora la señal de un dedo al otro. La distancia medida es mostrada a través de LED.

El dispositivo contiene dos botones que ayudan a desplegar las medidas en diferentes unidades, grabar y guardar la medición, calcular volumen y área además de poder visualizar la información en forma de texto.

Si bien los creadores de este peculiar aparato Choi Hyong-Suk, Jung Ji-hye & Yoo-Jin Park hablan de él como si fuese una realidad, todo indica que se trata de un concepto. Aunque esto no le quita originalidad ni que realmente pueda llegar a resultar muy útil y revolucionar la industria de las mediciones. Una excelente curiosidad recomendada por Yanko Design.

Comentaris

comments